top of page

Los Periodos Sensibles en l@s niñ@s de 0 a 6 años




Los periodos sensibles son bloques de tiempo durante los cuales el/ la niñ@ muestra un ardiente interés en algún aspecto específico de su ambiente, que le permitirá adquirir determinadas habilidades o destrezas. Estos períodos tienen un tiempo límite y son inconscientes. En estos períodos en que es más fácil el aprendizaje, se adquieren conocimientos de manera natural.

Otra forma de entenderlos es notarlos como esas sensibilidades interiores que guían en la elección de lo necesario en el ambiente multiforme y en las situaciones favorables a su desarrollo. Los guían convirtiendo sensible al niñ@ únicamente para ciertas cosas e indiferente para otras.

Son periodos o lapsos de tiempo óptimos, que son esenciales para la construcción del ser, en los cuales el ser humano es particularmente sensible a ciertos estímulos o impresiones del ambiente.


¿Qué funciones tienen estos periodos?

Principalmente, la adquisición del conocimiento y de ciertas habilidades como el orden, el movimiento refinado, la socialización y el lenguaje. Además, dirigen al niñ@ para absorber y encarnar todos los rasgos y características humanas, el lenguaje, los vínculos de unión, la socialización, los movimientos con propósito controlado, el refinamiento del sentido de la percepción y el orden.


Sus características:

  • Son universales: se dan en cualquier país o lugar.

  • Son períodos de gran actividad intelectual.

  • Tienen una duración específica y limitada en el tiempo.

  • Se dan de los cero a los seis años: los primeros tres años el/ la niñ@ absorbe todo, de 3 a 6 años profundiza y expande las adquisiciones de los primeros tres años.

  • Cada período tiene una duración diferente dependiendo de la función que el niño necesita adquirir.

  • Todos los períodos tienen una curva de desarrollo (empieza, llega a una cumbre y descienden).

  • Todos los períodos tienen un tiempo de absorción, elaboración (no sabemos lo que pasa) y manifestación (vemos lo que el niño ha aprendido).

  • Son una guía para el adulto, ya que le permitirá preparar el ambiente para que este responda a las necesidades de desarrollo del niñ@.


¿Y cómo nos damos cuenta de que el/la niñ@ está en un periodo sensible?


  • El/la niñ@ absorbe habilidades de forma fácil y natural.

  • La actividad, en vez de cansarlo, lo refresca y renueva.

  • El/la niñ@ se encuentra en un período de gran concentración y no suspende la actividad hasta que alcanza un final.


Para poder observar el periodo sensible en acción, se necesita dar la posibilidad al niñ@ de escoger su material y tener cuidado de no interrumpir su concentración.

 

El adulto debe:


  • Responder a las necesidades del niñ@.

  • Ver en qué momento o período se encuentra el/la niñ@.

  • Preparar el ambiente de una manera adecuada.

  • No apresurar el desarrollo del niñ@, pues cada uno tiene su reloj biológico. Cada niñ@ tiene períodos específicos que hace en su momento y a su tiempo y con su ritmo.

  • No se deben poner obstáculos ni ayudas innecesarias que retrasarán el desarrollo del niñ@.

  • Ver el error como una forma de llegar a la perfección.

  • Se debe tomar en cuenta las tendencias que desencadena el ambiente.

  • No olvidar que el/la niñ@ posee una mente absorbente. Los períodos sensibles son el plan, el dibujo de la mente absorbente del niñ@.

  • Considerar a la observación como una herramienta básica. Es importante la observación del adulto para poder reconocer estos períodos.

  • No interrumpir la concentración del niñ@, tomar en cuenta que la concentración del niñ@ tiene significado y razón de ser, y no debe interrumpirlo hasta que el período sea satisfecho.

  • Dar al niñ@ la oportunidad de escoger su propio trabajo.


Es importante que los adultos conozcan los períodos sensitivos y los tengan en cuenta al preparar el ambiente, si no se prepara adecuadamente, el/la niñ@ pierde oportunidades de aprender.

 

¿Cuáles son los Períodos Sensibles?

  • Orden

  • Perfeccionamiento del movimiento

  • Lenguaje

  • Socialización

  • Refinamiento de los sentidos (tacto, olfato, vista, gusto y oído)

  • Los pequeños detalles

  • Período de mente matemática (de los 3 a los 6 años)

  • Lectoescritura  (de los 3 a los 6 años)



Betty G. Elger

Educadora Holística

Instagram:

@escuela_montessori_madrid

59 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page